miércoles, 29 de junio de 2016

Parcial domiciliario


Fotografía: Miles Aldridge

En cuanto a la denotación de esta imagen se puede observar cuatro mujeres vestidas de negro, maquilladas y prolijamente peinadas. Una de ellas se encuentra tendida sobre la mesa en un desorden que caracteriza a todo el espacio: desde las sillas, hasta los objetos que se encuentran sobre la mesa. Las otras mujeres se encuentran sentadas en su alrededor.
Teniendo en cuenta las obras del fotógrafo en general, el esteticismo de esta imagen particularmente está dado por el tratamiento del cuerpo humano que él hace, la búsqueda de la perfección y la superficialidad, cuerpos impecables y exceso de maquillaje cubriendo toda imperfección que pudiera exhibirse, el trucaje está muy presente en la fotografía atreves del maquillaje oculta sus rostros naturales creando así una “mascara” superficial, llegando a figuras tan perfectas que pueden confundirse con un dibujo o una pintura. Se alejan del verosímil, de lo posible. En lo que refiere a la pose, se puede observar cierta vulnerabilidad, un sentimiento de pérdida en su interior, esto se ve en cada una de ellas, la única mujer que podría llegar a desencajar en cuanto a pose con el resto de los cuerpos presentes es la de la izquierda ya que se la ve sentada muy firme y tensa, sus manos apretan sus piernas las cuales se encuentran fuertemente juntas, parece una persona casi como si fuera inamovible y me da un sensación de fuerza y de resistencia sobreimpuesta por ella misma, contrario a la debilidad de las otras mujeres que aparece más literalmente. Además, siendo la única que posee sus ojos abiertos, su mirada contraria a lo que me genera su cuerpo se encuentra vacía, perdida. Por otro lado, la mujer de la derecha de la fotografía se encuentra apoyada sobre la mesa con la espalda encorvada y la boca entreabierta transmitiendo cierta fragilidad, al igual que las otras dos las cuales una se encuentraapoyada, casi como si hubiese sido arrojada a esa silla y la otra, sobre la mesa desvanecida, acabada, estas poses no solo me trasmiten una idea de vulnerabilidad sino que también les da un aire entre desvalido y escalofriante. En cuanto a la fotogenia, una luz dura y fría pareciera venir de forma cenital a la escena creando así una atmósfera perturbadora e intimidante y a la vez enfriando la piel de las mujeres llegando casi al blanco absoluto dando una idea de muerte, como si e encontraran muertas en vida. Por esto considero que de alguna forma esta luz desde arriba intenta venir a llevárselas de este mundo. Esta idea también se ve en los objetos comenzando por un vestuario el cual es negro y apagado, me da una idea de luto y a la vez el vestido levantado en una de las mujeres también muestra otra faceta de ella misma asemejado más a lo erótico. Todas las copas que se encuentran en la mesa se encuentran llenas y con esto interpreto el nivel de saturación por el que estas mujeres se encuentran, se sienten abrumadas por el mundo en el que viven. Por otro lado, hablando más en general tanto las sillas, la cartera, las flores y la botella del fondo, se encuentran inclinadas, torcidas, si bien no considero que sean los objetos más relevantes de la imagen, colaboran con esta idea de desorden por el que ellas trascurren y este sentimiento de estar perdida y vulnerable. El espejo que solo refleja su cara intenta dar cuenta de lo que realmente ocurre debajo de la aparente perfección que caracteriza a esta mujer, entiendo que intenta ver su verdadero yo. Por esto, considero que el espejo es el punctum de la imagen ya que como dije anteriormente, intenta demostrar el otro lado, lo interior, aquello que está oculto debajo de una falsa perfección creada específicamente para el mundo exterior. Ellas por medio de la expresión de sus cuerpos muestran no ser perfectas y su mundo el cual parece ideal, en realidad muestra ser más una pesadilla. La retórica está ligada principalmente a la metáfora por el simple hecho de la sintaxis de todos los elementos pertenecientes, esta es una metáfora de muerte que se oculta debajo de cuerpos superficiales que intentan por el contrario, demostrar vida, belleza y juventud. A la vez el desorden representa el desequilibrio emocional por el que estas mujeres transcurren y en menor medida también se podría encontrar como figura retórica la hipérbole ligada al exceso de todo lo estético, como el maquillaje, el vestuario y el peinado, por ejemplo, con el fin de lo ya mencionado, la absoluta perfección.
En términos no narrativos sino más bien técnicos, se podría nombrar la angulación de cámara picada, como un elemento utilizado para enfatizar aún más esta idea que genera la condición lumínica y el espacio en general, el cual resulta casi en penumbra si no fuera por esa luz que cae en el centro. En cuanto a los colores y texturas, se da una cierta armonía y unidad, pero también se puede leer una intensión de producir agobio. La armonía se da por los tonos verdes, marrones y negro, de una saturación similar, que se repiten en toda la fotografía. Con el análisis de la fotografía y entendiendo la intención del fotógrafo con esta imagen, podría concluir en que la sintaxis de todos estos procedimientos concluye con una imagen isotópica, nada es aleatorio, hasta el más mínimo detalle fue pensado para proporcionar un mensaje homogéneo: La muerte en el interior de ellas mismas provocada por los excesos de la perturbante búsqueda de la perfección.

No hay comentarios:

Publicar un comentario